This website uses cookies to improve your user experience.

Click "I agree" or any link to accept these cookies. To learn more about how we use cookies, you can read about them here.

menu
EN
Back to menu

Choose your language

News
21 April 2021

Pasar el testigo

Cuando nos hacemos mayores, nos enfrentamos al hecho de que ya no tenemos la fuerza y resistencia que tuvimos en su día. Esto es lo que le pasó a Hervé, hasta que descubrió algo para transformar su conducción y mantener el ritmo de su hijo

¿Qué haces cuando tu vástago comienza no solo a mantenerte el ritmo en tus salidas sino que comienza a dejarte atrás mientras pedaleas como un loco en vano para mantenerte a su lado con las pulsaciones al máximo?

Si eres Hervé, te compras una e-MTB equipada con EP8 de SHIMANO.

Unfortunately we cannot provide you this service with your current cookie preferences. If you would like to change your cookies preferences, please click “Privacy Policy and Cookies” in the footer.

Las bicicletas han sido parte de la vida de Hervé desde que pudo andar. En la década de 1980, se recorrió todos los senderos como pionero de BMXing, luego pasó a las montañas, mejorando sus conocimientos y descubriendo nuevos territorios, además de bicicletas y tecnología, desde las primeras MTB rígidas, a las hardtail y luego a la suspensión completa, compitiendo tanto en descenso como en XC.

Montar en bici fluye por su sangre, es parte de su ADN. Así que era inevitable que su hijo, Gael, siguiera los pasos de su padre. Especialmente cuando los dos viven en los Alpes.

Hervé enseñó todo lo que sabía a Gael, todo su conocimiento y experiencia casi mediante ósmosis a medida que crecía su hijo. Pacientemente, ayudó a Gael a aprender a mantener el equilibrio, retiró con miedo los ruedines y animó a su hijo cuando se alejó sobre las dos ruedas por primera vez.

Gael aprendió rápidamente y pronto llegó el fatídico día en el que superó a su padre. Primero en los descensos, luego en los largos ascensos. Y a medida que Hervé se esforzaba para mantenerse delante, su hijo se esforzó con todo para superar a su padre, convirtiéndose en un ciclista más rápido y hábil en el proceso. “La sucesión se completó”, se ríe Hervé. “Pero estoy muy contento de que ame este deporte y lo practique con asiduidad.”

Es una historia familiar y no solo para aquellos que tienen hijos. Podría ser que lo que más te guste sea ir en bici con los amigos, pero no te guste la sensación de que ralentizas a tus compañeros. O si vuelves a la bici tras una ausencia por una lesión, trabajo o simplemente un nuevo régimen de ejercicios y tus niveles de forma no sean los que eran.

Aquí es donde le sistema de e-MTB EP8 SHIMANO entra en acción. Para los ciclistas con menos confianza o para aquellos que tienen menos resistencia en comparación con sus compañeros, EP8 puede ayudar a mejorar tu potencia en las subidas gracias a un par máximo aumentado de 85 Nm, con lo que podrás llegar a la cima del puerto y tener la energía para volver a hacerlo de nuevo.

“EP8 me permite estar siempre al nivel de mi hijo y que nuestras salidas sean placenteras y largas,” comenta Hervé. “Para mí, con una bicicleta de montaña normal, sería difícil poder hacerlo. El sistema EP8 me proporciona un gran placer y es fácil de utilizar y ofrece un gran rendimiento.”

Como resultado, Hervé puede pasar todo el día sobre la bici con Gael, descubriendo nuevas rutas y recorriendo las viejas clásicas los dos juntos, creciendo en su relación padre-hijo mientras crean nuevos recuerdos juntos. Su lugar favorito para montar es Semnoz, encima de Annecy. “Nos aporta mucho placer a los dos por su gran oferta de rutas y terrenos, que es todo un desafío para los dos en distintas maneras", comenta Hervé. “Normalmente, montamos en bici juntos. Siempre es bonito compartir momentos con tu hijo.”