This website uses cookies to improve your user experience.

Click "I agree" or any link to accept these cookies. To learn more about how we use cookies, you can read about them here.

menu
ES
Back to menu

Choose your language

Novedades

Cómo cuidar de tu cuerpo para estar en forma con el e-cycling

Las e-bikes son sorprendentes, nos ayudan a llegar más lejos y salir en bicicleta con más frecuencia. En una e-bike, la asistencia al pedaleo asume una parte de la carga, para que puedas mejorar tu forma física sin sobrecargarte. Pero, para sentirte bien cada vez que sales en bicicleta, es importante que cuides de tu cuerpo. Estos son cinco consejos esenciales para mantener tu cuerpo preparado para el ciclismo.

Qué debo comer y beber durante un recorrido en bicicleta

Aunque la e-bike hace una parte del esfuerzo por ti, el pedaleo te exige tener una buena reserva de energía. Del mismo modo que la e-bike funciona con electricidad, tu cuerpo necesita la energía de los carbohidratos y el agua.  Lleva un bidón de agua en cada salida y asegúrate de beber con frecuencia, especialmente cuando las temperaturas sean altas. Los alimentos adecuados para el ciclismo son plátanos, barritas de cereales, frutos secos y dulces, que son fáciles de llevar y agradables para comerlos sobre la marcha.

Cuanto más tiempo permanezcas sobre la bicicleta, más necesitarás comer. Con las autonomías de batería de 150 km puedes pedalear muchas horas, si así lo deseas, por lo que debes mantener tu propia "batería" a tope de energía.

Cómo recuperar los músculos con estiramientos

Las e-bikes están diseñadas para que la conducción resulte cómoda, pero, después de muchas horas sobre el sillín, puedes sentir molestias en el cuello, los hombros o la espalda causadas por la posición sobre la bicicleta. La solución es un estiramiento suave. Nos gusta esta suave rutina basada en el yoga pero encontrarás muchas otras online. La clave es realizar el estiramiento dentro de tu capacidad natural y no hacer un esfuerzo para el que el cuerpo no está preparado. Los estiramientos no deben ser prolongados y pueden ser una forma agradable de relajarse. Una vez que aprendas algunos estiramientos, puedes realizarlos mientras ves la televisión o como una pausa de cinco minutos durante tu jornada laboral.

Qué comer para reparar el cuerpo

El aporte de energía durante el ejercicio es importante, pero también lo es después para ayudar a reparar el cuerpo. La alimentación después de practicar ciclismo debe tener una combinación de proteínas, para reconstruir los músculos y recuperar las reservas de energía. Algo como carne baja en grasa o pescado con pasta y una ensalada verde son alimentos fáciles de preparar y que mantendrán tu cuerpo saludable gracias a su mezcla de nutrientes.

Los recorridos largos pueden hacer que tengas mucha hambre y, por tanto, si quieres cumplir con tus resoluciones de seguir una alimentación saludable, es muy buena idea tener un bocado preparado para comer cuando finalices tu ruta.

Cuándo descansar y recuperarse entre recorridos en bicicleta

Las e-bikes nos permiten llegar más lejos y practicar ciclismo con más frecuencia que una bicicleta convencional, porque asumen una parte de la carga y reducen el esfuerzo. Es una de las principales razones para tener una e-bike. Pero, aunque te sientas menos fatigado que con una bicicleta convencional, merece la pena, e incluso es una buena idea, descansar uno o dos días de vez en cuando.

Un día de descanso permite a los músculos recuperarse y que puedas recargar las reservas de energía del cuerpo, es decir, tu propia "batería". Si estás fatigado, sientes molestias o dolor, o si estás perdiendo la motivación para subirte a la bicicleta, descansa unos días. Esto no afectará a tu nivel de forma física; de hecho, el cuerpo se fortalece durante los periodos de descanso. Cuando vuelvas a subirte a la bicicleta, te sentirás mejor que antes.

Aprende a escuchar a tu cuerpo

El ciclismo nunca debería suponer dolor, especialmente el e-cycling. Puedes sentir un dolor "bueno" ocasionalmente en las piernas, como señal de que has realizado un esfuerzo superior a lo normal, pero es muy diferente del dolor y las molestias resultado de una lesión. Si sientes dolor en los músculos o las articulaciones, o al apoyarte en el sillín, significa que tu bicicleta no está correctamente configurada para tu cuerpo.

El simple hecho de cambiar la altura del sillín, el alcance del manillar o sustituir el sillín por uno nuevo puede hacer que tu experiencia en la bicicleta sea más cómoda. Acércate a tu distribuidor Shimano, o la tienda donde compraste la bicicleta, y pide que te asesoren.