This website uses cookies to improve your user experience.

Click "I agree" or any link to accept these cookies. To learn more about how we use cookies, you can read about them here.

menu
ES
Back to menu

Choose your language

Blogs

Cómo cuidar de tu e-bike en casa y en el taller.

El cuidado de la e-bike es realmente importante, tanto para tu seguridad, como para disfrutar del ciclismo. Con algunas sencillas comprobaciones en casa y el apoyo de los mecánicos preparados y certificados de Shimano en un Shimano Service Center, puedes mantener tu bicicleta en perfecto estado de funcionamiento fácilmente.

Unfortunately we cannot provide you this service with your current cookie preferences. If you would like to change your cookies preferences, please click “Privacy Policy and Cookies” in the footer.

Mantenimiento de la bicicleta en casa

Conseguir que tu bicicleta dure más tiempo y que funcione con más suavidad comienza en casa con la limpieza, lubricación y comprobaciones regulares de la bici. 

Cubiertas y cadena

Para que las ruedas de tu bicicleta sigan rodando, infla las cubiertas a la presión correcta y compruébalas siempre antes de utilizar la bicicleta. Todo lo que necesitas es una bomba de taller, solo te llevará un par de minutos. Las cubiertas sin aire pueden agotar la batería de la e-bike más fácilmente y existen más probabilidades de que se dañen las ruedas. 

Si tienes una cadena tradicional, en vez de una transmisión por correa, deberás mantener la cadena limpia y bien lubricada. Una cadena oxidada chirría y salta, además de dificultar el pedaleo. Limpia la cadena con un spray desengrasante para bicicletas y, a continuación, lubrícala con un aceite recomendado para tu bici. No olvides limpiar el aceite sobrante, porque un exceso de aceite puede atraer la suciedad. 

Comprobaciones rápidas de la bicicleta

Comprueba los frenos y los cambios con frecuencia. Empuja la bicicleta a tu lado mientras caminas y aplica el freno delantero para comprobar que la bicicleta se detiene; a continuación, haz lo mismo con el freno trasero. Si los frenos no detienen las ruedas inmediatamente o si producen un desagradable chirrido, hay que revisarlos. 

Comprueba que funcionan todas las marchas, para que no tengas problemas en subidas o descensos. Puedes hacerlo bajado de la bicicleta, levantando la rueda trasera y cambiando las marchas al tiempo que giras los pedales. Si tienes un buje de cambio interno, no es necesario hacerlo. 

Actualizaciones de software

Puedes utilizar la aplicación Shimano E-Tube para personalizar tus ajustes y actualizar el firmware. Cuidar del "cerebro" de tu bicicleta es tan importante como el mantenimiento de sus necesidades técnicas. 

Cómo sé si ha llegado la hora de visitar un Shimano Service Center

Todas las bicicletas, aunque estén bien cuidadas, necesitan un servicio regular. Es una buena idea concertar una cita de servicio una vez al año, del mismo modo que realizas la revisión anual de tu coche. Su utilizas mucho la bicicleta en condiciones adversas, quizás necesite un cuidado más frecuente. 

En el periodo entre revisiones, si observas chirridos o traqueteos, que los cambios no funcionan correctamente o que los frenos fallan, el mecánico de tu Shimano Service Center podrá resolver el problema rápidamente y poner tu bicicleta en plena forma. Al mismo tiempo, no olvides pedirles que comprueben el estado de la batería y que actualicen el firmware. 

Para encontrar tu Shimano Service Center más cercano, haz clic AQUÍ