This website uses cookies to improve your user experience.

Click "I agree" or any link to accept these cookies. To learn more about how we use cookies, you can read about them here.

menu
ES
Back to menu

Choose your language

Novedades
03 February 2021

Prácticas y técnicas que debe saber un ciclista de bici eléctrica

Sácale más partido a tu bici eléctrica con unas cuantas prácticas y técnicas básicas que te ayudarán a rodar con más confianza tanto en ciudad como en carretera abierta.

Montar una bicicleta eléctrica requiere más o menos las mismas habilidades que en una bici convencional, más algunas otras, que te ayudarán a sacarle más partido y a disfrutarla al máximo . Las bicicletas con motor eléctrico SHIMANO-STEPS están pensadas para ofrecer al una sensación natural, única, gracias aun sistema de asistencia que solo se aplica cuando se pedalea. Su diseño está pensado para que te sientas como si estuvieras llevando una bici "normal". Las bicicletas eléctricas concebidas para ser fácil de utilizar para el usuario, pero como con cualquier tecnológico que compres, merece la pena emplear tiempo para aprender los controles. 

Empezamos

Cualquier bicicleta eléctrica comercializada en la UE te permitirá rodar a una velocidad de hasta 25 km/h, límite impuesto por su legislación; es posible más rápido, pero para ello se debe a la fuerza de la gravedad o al propio pedaleo. En comparación con una bicicleta, es mucho más fácil y mantener la velocidad con una eléctrica, sobre todo en las subidas, de la importancia de contar con unos frenos y una dirección de confianza, no solo por tu seguridad sino para tu disfrute.

Cuando recoge tu bicicleta en tu distribuidor, aunque mares un experto ciclista, que te enseñen los controles básicos, que sepas al menos cambiar, marchas y los diferentes modos de cambio. Si eres principiante, ya sea con las bicis eléctricas o principiante a secas, es muy buena idea buscar un espacio seguro para practicar con los controles y comprobar cómo funcionan los diferentes modos, antes de salir a la carretera.

Los frenos

Antes de lanzarte a la carretera, verifica que sabes al menos el freno delantero y el trasero. El freno delantero es el más potente; si frenas bruscamente solo con el freno de la rueda delantera, puedes hacer que se levante toda la parte trasera de la bici y volcar hacia adelante. Para frenar con suavidad y sin riesgos, hazlo siempre con los dos frenos. Practica cómo reducir la velocidad y detener una baja velocidad, para conocer la respuesta exacta de los frenos antes de que vayas más rápido. Si llevas mucho tiempo sin montar en bicicleta, practica el cambio de dirección quitando la mano del manillar para indicar tu dirección cuando salgas de la carretera.

Circular en carretera con bicicleta eléctrica

Con una bicicleta eléctrica, circular por carretera no es diferente que con otro tipo de bicicleta, y se aplica las reglas de tráfico. Una eléctrica puede hacerte sentir más seguro en las situaciones de los ciclistas en los más vulnerables, como en los semáforos o en las rotondas, ya que saldrás del cruce más rápida. Está claro que con una bicicleta eléctrica irás más rápido que con una normal, pero no por ello debes hacerlo todo el tiempo; circula siempre a una velocidad que te permita observar con claridad todo lo que ocurre a tu alrededor y reaccionar a tiempo en caso necesario.

Montar en bici eléctrica puede ser muy bueno, pero no debes dejar de estar atento; circulan con la cabeza erguida mirando a la carretera y con frecuencia por encima del hombro por si se aproximan Una de las ventajas de una bicicleta eléctrica es precisamente que el exceso de esfuerzo físico no te impide prestar atención a la carretera.

Cadencia y pedaleo

Las marchas de la bicicleta están para ayudarte a un pedaleo correcto segun el nivel de inclinación de la carretera. Con una bici eléctrica, ajusta las marchas según la zona y tus preferencias para aprovechar al máximo la asistencia al pedaleo. La finalidad de la asistencia al pedaleo es hacer que circules de manera natural e instintiva; la fuerza con la que pedaleas, será la respuesta del motor.  Para una cadencia confortable que pueda mantener durante todo el camino, alrededor de 60 rpm (lo que equivale a un golpe completo de pedal por segundo), para circular con la mayor suavidad.

Durante la mayor parte del camino circularás probablemente en modo Eco, aprovechando toda la asistencia al pedaleo y buena cantidad de tu energía , con lo que alargaras la duración de la batería. Cambia al modo Boost en tramos cortos de mayor asistencia, como en una pendiente. En ciudad probablemente que parar y arrancar de forma; en este caso, si cambia una marcha más baja a medida que te vayas aproximando una parada sera más fácil a poner en marcha; si tu bicicleta tiene el sistema  de cambio Shimano Di2, esta marcha permite un facil arranque.

  

Sentirte seguro en los descensos

Con una bici convencional, no hay nada más placentero que un descenso, para descansar por unos momentos del pedaleo y preparar el impulso para la siguiente subida. Con una eléctrica sin embargo no necesitas esa velocidad en los descensos ni ese impulso, ya que tendrás toda la potencia que te haga falta en la punta de los dedos. Por tanto, puedes bajar las pendientes más despacio si lo prefieres sin temor a perder el impulso, puesto que no tendrás ningún problema en recuperar el ritmo.

Las subidas más fáciles con una bicicleta eléctrica

Las pendientes son siempre la parte dura del ciclismo, ya que en cada golpe de pedal se lucha contra la gravedad, lo que a veces es duro como para no querer volver a una bicicleta. Con una bici eléctrica las subidas son más fáciles; por supuesto aún tienes que pedalear, pero el motor hace que sea mucho más llevadero, y con el modo Boost realmente notarás la diferencia. En cualquier caso, aunque la asistencia al pedaleo hace la mayoría del trabajo, con ciertas técnicas puedes ahorrarte aún más esfuerzo. Por ejemplo, mantén la cabeza erguida y mira siempre a la cima; así elevarás el pecho y los hombros y respirarás más profundamente. Si mantienes una cadencia regular del sistema asiste con la potencia que necesitas. Si quieres pararte en plena subida, después de ser complicado la marcha; así que, procura hacerlo con una marcha fácil y un bajo nivel de asistencia, 45 grados perpendiculares a la pendiente para que resulten algo menos duro y un impulso, cambiando una marcha superior de forma progresiva y activando el modo Boost estando equilibrado. Cuando te hayas enfrentado a tu primera escalada con una bici eléctrica, ¡no volverás a temer a ninguna pendiente! 

Las bicicletas eléctricas con motor SHIMANO-STEPS te proporcionan una sensación enormemente natural e instintiva, y la asistencia al pedaleo una gran sensación de potencia y seguridad. Si deseas experimentar por ti mismo la emoción y la aventura de montar en bicicleta eléctrica, busca en nuestro localizador de distribuidores y reserva una cita de prueba hoy mismo.